Notirapida

Ineficiencia y escasez en suministro de gas en toda Venezuela

bombonas

L a ineficiencia en la distribución de bombonas de gas doméstico en el interior del país es una constante que obliga a los usuarios a montarles cacería a los camiones que ofrecen el servicio. En Falcón la escasez es casi total pese a que en Paraguaná se ubica el complejo refinador de hidrocarburos más grande del mundo. En ese estado los usuarios recibieron la noticia a mediados de diciembre de que la empresa Vengas no dispensara cilindros llenos hasta enero, pero tampoco les indicaron a partir de qué fecha comenzarán a hacerlo.

“El distribuidor me dijo que solo me venderían una bombona para que alcance para todos porque hasta enero no distribuirán”, dijo Paola López, habitante del sector Libertadores.

Endrina Estévez, del sector Las Piedras en Paraguaná, señaló que el problema se agrava. “Alguien debe solucionarlo, hay sitios donde nos dejan hasta 8 días sin gas doméstico.

He pagado hasta 100 bolívares por bombona. El taxi ida y vuelta cobra 80 bolívares más 10 que cuesta la bombona. No puedo montar el cilindro en una buseta”, se lamentó Andreína Castellanos, habitante del oeste de Coro.

Sucre y Lara. La falta del gas se ha agudizado en Cumaná y en los otros 14 municipios del estado Sucre. En Marigüitar y la capital se han registrado protestas por la falta del gas suministrado por la planta de llenado ubicada en el sector Los Molinos, en la avenida Universidad de Cumaná.

Marinel Romero, vecina del populoso barrio Brasil, dijo que ha pasado hasta 3 días sin gas porque no consigue bombonas y que algunas personas venden el cilindro pequeño con sobreprecio a 50 bolívares cuando el precio real es de 5 bolívares: “Uno tiene que pagar un mototaxi para llegar hasta Los Molinos y buscar una bombona de gas, qué abuso”.

Mientras, en Barquisimeto, un confl icto laboral entre trabajadores y gerencia acentúa el problema. Ramón García, delegado de prevención y seguridad industrial de Pdvsa Gas, indicó que el problema se presenta desde hace cuatro meses por la falta de inversión en material y adquisición de cilindros, así como la suspensión del segundo turno de trabajo.

“Diariamente se están vendiendo 1.500 bombonas, pero no son suficientes para abastecer a la colectividad. Si estuviese activo el segundo turno de trabajo se pudieran llenar unas 4.000 bombonas más y lograr cubrir la demanda”, explicó.

Cortesía de El Nacional

Comments

You must be logged in to post a comment Login